Cuidados del Producto

CUIDADOS GENERALES 

Para limpiar el producto utilizá un paño suave y seco. Los cueros pueden desteñir si se rozan contra prendas claras y viceversa. Recordá que el cuero es una piel natural y puede tener marcas propias del animal. El guardado debe ser en un lugar seco y dentro de una funda de tela.

  No utilices contenedores plásticos, puesto que producen humedad en su interior, debido al calor exterior. Evitá la exposición directa a la luz solar y al calor. Evita el contacto con agua, líquidos y solventes. No rozar contra superficies ásperas o filosas, ya que pueden producir marcas en el material.

 

GAMUZA O NOBUCK

Eliminá la suciedad con un cepillo de cerdas duras. Aplicá un aerosol que impermeabilice la piel y que la proteja de la humedad y del polvo.

 

CUERO LISO, NAPA O SIMILAR

Cepíllalos. Utilizá una crema incolora para no alterar el color original del calzado. Si por el uso, el color original se deteriora, aplicá una crema del mismo color del zapato. Para darle brillo a los zapatos se recomienda utilizar un cepillo de cerdas naturales o un paño de algodón.